jueves, 16 de agosto de 2018

Carpintería clandestina en Santos Suarez.



La policía desmanteló  una carpintería clandestina,  en la calle Mayía Rodríguez y Aranguren de Santos Suárez, municipio capitalino  10 de Octubre.


  En el  operativo,  realizado en la mañana del miércoles  15 de agosto,  arrestaron  a tres   ciudadanos que trabajaban la carpintería   sin el permiso estatal.  También se pudo conocer que las autoridades decomisaron  cinco  bloques de madera de alta calidad, especialmente Caoba,  utilizada en la construcción de muebles.
Un  vecino  testigo de los hechos,   Lázaro   Herrera González, comentaba   que desde el balcón de su casa,  pudo ver  cómo   la  policía montaba la madera y las herramientas de trabajo en un camión.
“Se llevaron las cierras eléctricas,  serruchos,  cepillos, la garlopa, varias  cajas de clavos, el sargento, y como quince  galones de pegamento, todo fue montado en el camión policía N0 066”.
 Los  detenidos   fueron conducidos en dos autos patrulleros,   hacia la unidad  Aguilera del citado municipio 10 de Octubre. La   esposa de uno de los carpinteros, Rosalía Guzmán  manifestó  que la policía  le dijo   que todos  estaban  bajo investigación para ser  llevados  a  los tribunales.
“El primer teniente  Aurelio,  me dijo que el delito era muy  grave, porque decomisaron  madera de alta calidad.  Ellos quieren conocer  como la consiguieron,   quien se las vendió y  quiénes son los clientes. Pero   hasta el momento ninguno  ha querido hablar”.

 Por Mario Hechavarria Driggs





martes, 31 de julio de 2018

Prohibido hablar sobre Derechos Humanos

Un oficial de la seguridad del estado,  seccion 21, llamado Ranfiel. me dijo que si seguia   publicando noticias, en mi Blogs,  me iba buscar una larga temporada  en prision.
"Cuba esta cambiando",  dice Ranfiel "Aqui hay libertad de expresion, siempre  y cuando no te metas con la revolucion,  ni con sus dirigentes  y  no hables de Derechos Humanos que aqui se respetan todos".
Esta conversacion, mejor dicho este interrogatorio  se realizo en la tarde del lunes 30 de Julio en los calabozos de la  unidad de Cuba y Chacon,  conocida como el punto 30 del municipio Habana Vieja.

Mario Hechavarria Driggs

Imponen severa multa para músico callejero


La policía impuso una multa de 6000 pesos CUP, moneda nacional a un ciego que se gana la vida con su guitarra y  muñecos por las calles de La Habana Vieja.
El señor Arsenio Peña Blanco, dice que ha denunciado la injusta medida, en los tribunales, la Fiscalía General de la República, Poder Popular y Consejo de Estado, pero hasta el momento nadie le ha hecho caso.
Gracias a Dios que el pueblo me ayuda, me pregunto porque en este país el arte callejero es tan reprimido. La policía me bota de todos lados, ya no sé dónde ponerme. Soy ciego, tengo una familia que mantener y hasta la chequera me la quitaron, porque dicen que yo puedo trabajar en otra cosa”.
El llamado Arte Callejero solamente es permitido en el casco histórico de la capital, zona exclusiva por fuerte demanda turística. Aquí abundan los trovadores, dibujantes, payasos, rumberos y hasta las cartománticas prediciendo el futuro al viajero. Pero los permisos de trabajo los concede la Oficina del Historiador de la Ciudad, que dirige el señor Eusebio Leal.
Eusebio Leal no me quiere dar el permiso de trabajo, porque dice que lo que hago no es arte, es chapucería. En Septiembre mi pequeña hija cumplirá los quince años, ella siempre me acompaña para todos lados, pero con la multa que me pusieron, no podre tan siquiera tirarle una foto”.

Por Mario Hechavarria Driggs
movil: 53 5 3026064






¿


Vandalismo en La Habana, de contenedores de basura y mucho más.


Los contenedores de la basura se han convertido en el blanco predilecto de un grupo cada día creciente de vándalos, de acuerdo al testimonio de Maylon Arias Hernández, trabajador de Servicios Comunales de La Habana Vieja, quien aseguró la cifra de más de un centenar de esos depósitos plásticos, quemados durante los últimos meses.
Los bandoleros parecen disfrutar con pegarle fuego a los contenedores. El mes de julio no ha terminado y te puedo asegurar que hasta el momento 24 contenedores han sido destruidos, solamente en este municipio”. Asegura Maylon.
Explica la fuente que otro elemento importante es robarse el contenedor.
Los derriten para hacer “palitos de tendederas”, percheros, juguetes, cubos, chancletas, sillas, embases de agua, etc., productos con alta demanda en la población. Hasta se llevan las ruedas, en el mercado negro las cuatro ruedas tienen un valor de diez pesos convertibles y con ellas hacen carretillas”.
Este problema ha provocado alarma en las autoridades, imponiendo severas sanciones a quiénes dañen los colectores de basura, cuyo suministro al país se inició mediante donaciones, generalmente de municipalidades europeas, españolas sobre todo, pero ahora necesariamente importados con el correspondiente pago a fabricantes y transportadores.
Lo peor es que el vandalismo se extiende a otros bienes y servicios, se dañan teléfonos públicos, se roban las cercas de metal que delimitan los parques de la ciudad, desaparecen los cintillos que identifican las calles habaneras, especialmente las del casco histórico de la ciudad y como siempre sucede nadie ve nada.
Algunos ciudadanos opinan, que lo que está sucediendo “no tiene pà cuando acabar” y que todo es un reflejo de un malestar generalizado ante un sistema fracasado que no encuentra las herramientas para dar bienestar al pueblo, o como algunos dicen, sencillamente no les interesa nada.

Por Mario Hechavarria Driggs










viernes, 13 de julio de 2018

Cristianos evangélicos marcharán en La habana contra el matrimonio homosexual.


El próximo sábado 14 de julio se realizará una marcha pública contra la posible legalización del matrimonio homosexual, como parte de la reforma constitucional cuyo texto se elabora en Cuba, confirmaron los pastores Roberto Rivero y Juan Carlos Rojas ambos de la Convención Bautista Occidental de Cuba.
El reverendo Rivero, precisó que esta iniciativa es convocada por la Iglesia Metodista de 25 y K en El Vedado, lugar de partida de los participantes, quiénes recorrerán el área más concurrida de la citada urbanización capitalina, hasta culminar en La Rampa, una de las arterias más populares de la ciudad.
Los religiosos demuestran así su oposición a la muy comentada inclusión en el anteproyecto de Carta Magna de un artículo que deja espacio a las uniones matrimoniales homosexuales, calificando el acto legal como “unión entre personas”, sin precisar el sexo de los contrayentes.
La iniciativa legal tiene a la diputada Mariela Castro Espín en calidad de protagonista visible, objetivo sobre el cual ha abogado reiteradamente la también hija del ex Jefe de Estado Raúl Castro Ruz, todavía figura política número uno del país en su condición de Primer Secretario del Partido Comunista (PCC).
Raúl Castro encabeza los debates en torno a una reforma constitucional, cuyo ante proyecto se convertirá en proyecto al ser aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular, parlamento unicameral cuyos integrantes son previamente propuestos por el PCC, liderado por el octogenario gobernante, declarado públicamente Ateo.
Sin embargo, aunque el citado parlamento apruebe mayoritariamente la propuesta, el asunto de las uniones legales entre homosexuales es muy controvertido en Cuba, precisó un abogado que pidió no ser identificado porque aún ejerce la profesión, quien alertó: la cultura cubana parte de orígenes contrapuestos a otorgarles tal derecho a los homosexuales: el catolicismo, su derivación hacia el protestantismo y la santería africana, esta última claramente machista.
Por otra parte Mariela Castro no es reconocida líder natural de la comunidad LGBTI cubana, su protagonismo surgió de la noche a la mañana con apoyo oficial, al ser designada para dirigir el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), una institución adscripta al Ministerio de Salud Pública.
Definido en su actual nombre y funciones hacia el año 1989, el CENESEX y la nueva tolerancia hacia la comunidad LGBTI en Cuba, representan una idea de la desaparecida Vilma Espín, máxima dirigente de la Federación de Mujeres Cubanas y esposa de Raúl Castro, padres de Mariela, por tanto, es casi un asunto de familia.
La creciente presencia de los homosexuales en Cuba no ha conseguido la debida autorización para organizarse de forma independiente, dependiendo de una institución estatal que dice representarlos.
Por su parte, aunque los cristianos todos se oponen por doctrina al llamado matrimonio gay, el asunto podría ser la “comidilla” de los escasos debates previstos durante las sesiones de la Asamblea Nacional, llegándose tal vez a la aprobación de un término medio legal de amplio uso en otros países, denominado unión legal entre personas, sin alcanzar la trascendencia del matrimonio.
Sobre el asunto mostró acuerdo en Argentina años atrás el entonces Cardenal Jorge Mario Bergoglio, Papa Francisco, quien sin embargo defiende la tradicional postura dogmática de la Iglesia Católica al reiterar su total negación de “la pretensión destructiva del plan de Dios.”
La alta jerarquía católica no se ha pronunciado públicamente ante el tema, en tanto contrasta que santeros y cristianos protestantes cuentan con líderes representantes en el parlamento cubano.
De efectuarse, la marcha convocada el próximo sábado contra la legalización del matrimonio homosexual en Cuba, sería una notable excepción pues hasta hoy tal poder de convocatoria es reservado a las organizaciones políticas y de masas bajo control directo del Partido Comunista.
El montaje político podría dejar un saldo: los cubanos tienen democracia, se pronuncian públicamente contra la propuesta de una diputada, “princesa real” y finalmente aprobarán que los homosexuales puedan casarse, un problema de indudable valor humano, pero que en nada cambiará el plan de gobierno sobre la sociedad, creado y reforzado a lo largo de seis décadas.

Por Mario Hechavarria Driggs
movil 53 5 3026064


martes, 10 de julio de 2018

Cierran la calle, porque no hacen nada por ayudarlos


Una familia habanera cerró una calle con sus pertenencias, protestando porque el gobierno no hace nada por ayudarlos.
Ocurrió en la calle Cárdenas 69 entre Corrales y Apodaca de la Habana Vieja, en la mañana del sábado 7 de Julio. El edificio ha tenido varios derrumbes internos, poniendo en peligro sus vidas.
Saqué los muebles pa` la calle porque se me está cayendo la cocina y el baño”, dice Ana Vivian, embarazada de 38 semanas. “Al gobierno le importa un carajo lo que nos pase. Tengo los pies hinchados y no me voy de la calle, tendrán que cargarme y meterme presa, gritaba”.
Otra señora, llamada Julia, decía que se le está hundiendo el piso del baño. Ha denunciado el problema, pero nadie le hace caso.
Fui al Consejo de Estado, la Dirección Municipal de la Vivienda, el Poder Popular, todos me dicen lo mismo…. ¡Compañera ya hemos elevado su problema, tiene que esperar!…… “Hasta cuando tengo que esperar, a que me caiga con la taza del baño”.
Ya en horas de la tarde del sábado, llegó un auto patrullero, con la Coronela Tania, jefa de la unidad de Cuba y Chacón, el llamado punto 30. Esta oficial les pidió a los presentes, que no podían cerrar la calle, porque era una indisciplina grave, sancionada por la ley.
Tienen que recogerlo todo, no se desesperen, pronto vendrá un camión, y los llevará para un albergue, así que tranquilitos, todo se va a resolver. Dijo Tania, retirándose.
Todavía en la tarde del lunes 9, los vecinos de Cárdenas 69, seguían con los muebles en los portales, vigilados por tres policías y un carro patrullero.
Por Mario Hechavarria Driggs

martes, 3 de julio de 2018

Un verdugo de rostro agradable para una represión inusitada.


La ola represiva, cual Tsunami político, va extendiéndose por toda la sociedad cubana: científicos encarcelados entre la vida y la muerte, decenas de periodistas repetidamente detenidos, artistas que no pueden ejercer su derecho a una convocatoria sostenida por ellos mismos, mujeres vestidas de blanco golpeadas por marchar con una flor en la mano. La lista es interminable.
El Observatorio cubano de derechos humanos (OCDH) señala con certeza que “mientras el nuevo gobernante—presidente designado Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez— recorre el país en una constante operación de imagen, la represión aumenta en todas las provincias.” Este martes 26 de Abril, el gobierno de los Estados Unidos emitió una declaración al respecto:
"Instamos al gobierno de Cuba para que libere a los prisioneros políticos inmediatamente y que frene la detención arbitraria de activistas cubanos y pensadores independientes que critican a su gobierno a través de medios pacíficos. También exhortamos al gobierno cubano para que cesen las represalias contra los familiares de estos activistas.”
Se barajan diversas explicaciones a tan inusitada creciente represiva, expertos afines al gobierno, entrevistados por la agencia AFP, intentan infundir esperanzas: "Todas estas cosas son buenas señales, le da capacidad política y de maniobra para la reforma económica”, considera Arturo López-Levy, profesor de la Universidad de Texas-Rio Grande Valley quien desde su cómodo despacho seguramente climatizado, termina argumentando:
"La invocación a Raúl Castro es de esperar porque, aunque rescata el estilo del pasado, Díaz-Canel encuentra legitimidad al reiterar la continuidad del liderazgo histórico revolucionario.”
El anterior pensamiento se traduce en que el nuevo Jefe de Estado afianza su poder inculcando más miedo, lo compensa con una imagen renovadora contrastante con las “crueles” arrugas de su predecesor, y todo porque vendrán las tan ansiadas reformas.
Un editorial del portal digital Diario de Cuba se opone a tales “esperanzadores profesionales”:
Se trata, no del refuerzo y afianzamiento de las instituciones, sino del refuerzo del carisma de un líder. O sea, populismo. También se hace populismo al televisar las reuniones del Consejo de Ministros, porque lo importante entonces no es el buen funcionamiento institucional, sino la exhibición de ese funcionamiento. Puro exhibicionismo.”
La paradoja del Tsunami represivo que ahora viven los cubanos es que los represores pasan por encima de la propia constitución que juraron defender y que a bombo y platillos van a reformas sabe el diablo para qué.
Así incautaron más de diez mil firmas a punto de ser entregadas al gobierno en calidad de petición de libertad para su líder encarcelado Eduardo Cardet. La acción viola flagrantemente el artículo 63 de la constitución vigente, relativo al derecho a presentar quejas y peticiones a las autoridades.
La vida de un reconocido científico cubano corre serio peligro, solicita trabajar mientras cumple un año de cárcel por supuesto desacato, de ser cierta la falta de respeto a un agente de la autoridad, es una sentencia amañada, totalmente desproporcionada y de marcada intención política.
Con tales truenos cómo creer la nueva fábula de que Díaz-Canel nos traerá las anheladas reformas. Tutelado por Raúl Castro, aún la máxima figura del poder en el país, no importa cuánto "rejuvenecimiento" aporte la nueva combinación de garrote y sonrisa a la prometida solución de tantos y tan viejos problemas acumulados durante un tiempo igual a los años de la revolución castrista.
Cara nueva frente a problemas viejos, la certeza de no tener soluciones efectivas significa para los cubanos una maldecida combinación de sangre, sudor y lágrimas.


Por Mario Hechavarria Driggs